El gesto internacional de cuando se le van
acabando las pilas al control de la tele