En un mundo de locos tener sentido no tiene sentido