Es imposible, dijo el orgullo. Es arriesgado, dijo la experiencia.
No tiene sentido, dijo la razón. Inténtalo … dijo el corazón