Gracias por lastimarme, me hiciste más fuerte.
Gracias por mentirme, me hiciste más inteligente