Hasta la mujer más enamorada se cansa de mover montañas
por un hombre que no mueve ni una piedra por ella …