– Mamá, falta mucho?
Es que voy … un poco apretadita