Me gustan los besos de despedida
con sabor a: – quedate no te vayas –