Nunca obligues a alguien a permanecer en tu vida,
si quiere irse que se vaya, ya llegará quien quiera permanecer a tu lado