Quien no asume un riesgo
nunca ganará una partida