SEÑOR, dame paciencia…
Ahí viene mi abuela a besuquearme otra vez