Si te vas sin una razón, no regreses con una excusa.