Tú eres la página más bonita
que el destino escribió conmigo