Un brindis por lo que ayer dolió
y hoy ya no importa.